Home / Lo ultimo - Slide principal / Hay más oferta de carne, pero sale más cara

Hay más oferta de carne, pero sale más cara

Por Nicolás Razzetti (@NicoRazzetti).-

“En mayo la faena de hacienda vacuna ascendió a 1,10 millones de cabezas y resultó 4% superior a la de mayo de 2017”, señala el informe económico de Ciccra, una de las cámaras de la industria frigorífica. Esa mayor oferta de hacienda fue la que permitió un nuevo aumento de las exportaciones, que habrían sumado 169 mil toneladas en los primeros cinco meses del año, lo que significaría un salto del 65% respecto de igual lapso del año anterior.

Hasta abril pasado, último dato consolidado, las ventas de carne al extranjero habían llegado a 145.000 toneladas res con hueso, según informa el Ministerio de Agroindustria, con un incremento del 60%.

La elevada oferta de hacienda de mayo se tradujo, en el mercado doméstico, en un consumo per cápita de 59 kilos anuales, lo que indicaría una mejora del 4,6% respecto de igual mes de 2017.

En el acumulado de los últimos cinco meses, el consumo según Ciccra fue de 57,9 kilos anuales per cápita.

Pese a la mayor faena de ganado, los precios de la hacienda aumentaron. Las causas de estos incrementos son varias y se dan en un contexto de debilidad de la demanda interna por el retraso en la actualización salarial respecto de la inflación. La crisis de consumo se olfatea en el aire.

Desde Ciccra consideraron que para empezar “el ajuste del tipo de cambio elevó los costos de producción (alimento balanceado, sanidad, etcétera, que aumentaron inmediatamente de precio) y también impactó sobre el valor de las categorías más vinculadas a la exportación (vaca y novillo)”.

“De esta forma, y tras dos meses de caídas, en mayo el valor de la hacienda en pie medido en pesos argentinos volvió a aumentar con relación al mes previo”, indicó el trabajo de la cámara frigorífica.

La suba de la hacienda el mes pasado se acercó al 8% en promedio de todas las categorías. Pero el aumento de la carne en el mostrador fue inferior al 3%. Por eso cabe esperar que de a poco se vaya trasladando esa diferencia al precio final de los cortes vacunos al consumidor, en tanto la gente lo pueda convalidad.

Las cuentas en la industria (especialmente la orientada al mercado doméstico) no dan bien, ya que el mercado del cuero y otros subproductos no reaccionan y al mismo tiempo crece la presión fiscal, lo que eleva sus costos operativos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.