A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Home / Baulera / El ADN de C5N: el periodismo tóxico de las “medias verdades”

El ADN de C5N: el periodismo tóxico de las “medias verdades”

Por Matías Longoni.-

Este y otros fragmentos recientes del programa ADN Federal, emitido por la señal de cable C5N y conducido por el cordobés Tomás Méndez, tiene a mal traer a toda la comunidad agropecuaria, le deja un gusto amargo. Y no es que moleste porque haya sido construido únicamente con mentiras, porque no es eso lo que sucede. Molesta a la gente del sector productivo porque es una visión parcial del problema, un periodismo basado solo en “medias verdades”.

No es mentira lo que expone el programa. Es absolutamente cierto que existe un grupo cada vez más grande de personas que está preocupado por las consecuencias que podría tener sobre la salud pública el creciente uso de productos químicos en el agro argentino. Está muy bien que los medios de alcance nacional den cobertura a esa preocupación. Aplausos por eso.

Ese grupo -compuesto por algunos científicos y militantes ambientales, pero también por maestras y vecinos en chancletas- se preocupa y es razonable que lo haga, porque es un hecho que el consumo de herbicidas, pesticidas y fungicidas creció bastante en los últimos años. Y porque es un hecho además que en la Argentina no hay un Estado confiable, que haya establecido reglas sólidas y parejas para regular este fenómeno.

Como simples observadores, desde Bichos de Campo hemos promovido siempre la necesidad de que exista una legislación nacional, que premie a los que hacen bien las cosas y castigue a los que las hacen mal. Yo mismo he criticado la ausencia total de estadística pública sobre el uso de agroquímicos, porque me parece una situación grave. La omisión que hacen algunos comunicadores del agro de esta problemática tampoco ayuda. Vamos, que hace quince días se murió una nena en Corrientes por comer una mandarina envenenada.

De todos modos, hay una enorme distancia entre reflejar una preocupación legítima y decir que todos estamos expuestos a venenos de modo cotidiano. También resulta una injusticia tildar a todos los productores agropecuarios como integrantes de una asociación siniestra que atenta adrede contra la salud de sus compatriotas. Si eso sucede, el que se convierte en siniestro es el periodismo.

Lo que se lamenta de este programa de C5N es que se haya  construido solo a partir de “medias verdades”. Es decir, que le preste cámara a las supuestas víctimas del modelo de agronegocios, pero no haga lo mismo con los presuntos victimarios, que vendrían a ser los productores, las fábricas de agroquímicos, los ingenieros agrónomos, los aplicadores, los funcionarios que deben controlar que todo este sistema funcione, buena parte de la comunidad científica que dice que los fitosanitarios son la mejor opción, etcétera. Hay mucha gente del otro lado también que merece ser escuchada.

Cuando el periodismo se realiza solo con “medias verdades” deja de ser periodismo y se vuelve tan tóxico para la sociedad como el peor de los agroquímicos, el más venenoso de todos.

María Beatriz Giraudo, “Pilu” para todos, productora y ex presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), actual funcionaria del Ministerio de Agroindustria en asuntos medioambientales, intentó torcer esta crónica de “medias verdades” y quiso contar su verdad en la última edición del programa ADN Federal. Fue luego de que Méndez, (que ya había machacado contra el sector responsabilizandolo por completo de las últimas inundaciones), denuciara que Giraudo era más o menos una agente encubierta de las grandes corporaciones envenenadoras. Eso fue el domingo pasado.

Desde ese momento, todos los que más o menos sabemos lo que pasa en el sector agropecuario supimos que Pilu había pedido tener su correspondiente “derecho a réplica”.

Pero otra vez ganaron las “medias verdades”. La funcionaria pidió ser invitada a un nuevo debate pero Méndez dice que fueron ellos los que la invitaron y que Pilu “se nego” a asistir.

En realidad, lo que sucedió es que la ex presidente de Aapresid había pedido ciertas garantías y ecuanimidad, como que la entrevista se produjera en vivo, de modo de no poder ser editada luego.

https://twitter.com/PiluGiraudo/status/914650724381941760

Es triste, porque en definitiva se perdió una chance de recuperar un periodismo equilibrado indagando y preguntando sobre una problemática que es real y que preocupa a muchas personas.

Y así seguimos los argentinos, envenenados unos contra los otros.

Share on Facebook300Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1Email this to someone

2 comentarios

  1. Francisco Azzaro

    José Manuel Estrada hizo una categórica afirmación: una verdad a medias no es la mitad de una verdad, es una mentira.

  2. Odontis

    No son verdades a medias,en tal caso uds.no dicen la verdad por ignorancia o por complicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *