Home / Baulera / Agro.Discos: “El algodón” (o los agricultores que honran sus deudas luego de una mala cosecha)

Agro.Discos: “El algodón” (o los agricultores que honran sus deudas luego de una mala cosecha)

Este vallenato que hemos elegido para esta sección habla de la vocación que tienen muchos agricultores en todo el mundo a honrar sus deudas cuando algo les sale mal y alguien los ayuda luego de toda una cosecha malograda. La historia de este productor no sucede aquí ni se debe a las fuertes pérdidas que por culpa de la sequía padecieron muchos productores de soja y maíz. Nuestro protagonista perdió todo el trabajo de un año cuando una plaga se comió toda su plantación de arroz, pero recuperó al año siguiente cuando un préstamo de “la Caja” le permitió volver a sembrar… algodón.

Ver: Así eran las parrandas de Rafael Escalona

La composición musical pertenece a Rafael Escalona, quien la interpreta y es uno de los mayores músicas de ese genero característico de los llanos colombianos. La letra pertenece a Diomedes Díaz, un cantautor colombiano que se convirtió en el mayor vendedor de discos en la historia del Vallenato, con más de 20 millones a lo largo de toda su carrera. Su nombre original es “El algodón” aunque también se la conoce como “Señor Gerente”.

Esta es la letra: 

Señor gerente cómo voy a hacer
para pagarle lo que me prestó
llegó el gusano y se comió el arroz
y no me queda con qué responder

Y el gerente me contestó
no te preocupes Rafael

La Caja te lo arregla bien
para eso soy gerente yo (Bis)

Ahora te damo’ pa’ sembrá algodón
con eso pagas la deuda’el arroz
pa’ que no digan que un agricultor
por culpa’e la Caja fue que fracasó

Así Escalona que empecemos
vaya y prepare su terreno
va, lo prepara y enseguida
le damos para las semillas
apenas nazca venga acá
le damos para cultivar
si acaso le cae el gusano
para avioneta también damos
para empacarlo y recogerlo
todavía le sobra dinero

Muy averiado por lo del arroz
sembré algodón según lo convenimos
me dieron plata por ese cultivo
le pagué a la Caja y todo se arregló

Y nuevamente quedé yo
como el cliente más cumplido

Que me dan cuando les pido
aunque se pierda el arroz (Bis)

Había quedado ni paloma errante
cuando el muchacho va y le rompe el nido
recogiendo los pedazos perdidos
para hacerlo mejor en otra parte

Donde haya rama que le aguante
el nuevo hogar para sus hijos (Bis)

Deja un comentario